Riesgos de la cirugía estética “low cost”

¿Dónde está la diferencia de  que por un aumento de mama se cobren hasta seis mil euros en un centro hospitalario o clínica especializada, frente a los dos mil novecientos de algunas ofertas anunciadas en clínicas de bajo coste?

Hoy te lo explicamos

Actualmente vivimos en una sociedad en la que se da gran importancia al aspecto físico, y este se expone constantemente en las redes sociales, todo ello ha llevado al bum de la estética.

Bum que se refleja en el informe realizado por de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre), en el que se recoge como se han llegado a realizar casi cuatrocientas mil operaciones estéticas al año, siendo las más demandadas el aumento de mamas y la liposucción.

En tiempos de crisis económica, empresarios no médicos aprovecharon este bum de la estética, proliferando así los centros LOW COST, que ofrecen operaciones a precios baratos, con ofertas muy agresivas para atraer a clientes “como ellos los llaman”, resultando atractivas para el bolsillo del que está interesado en este tipo de servicios.

Por ello, los propios especialistas desde la SECPRE alertan del riesgo que suponen las intervenciones quirúrgicas baratas o de bajo coste, por la falta de seguridad que implica para la salud y la vida del paciente.

Las personas interesadas en una cirugía estética que priorizan el precio frente a la seguridad, no son conscientes que ponen en riesgo su salud e incluso su vida; ya que las clínicas low cost con grandes descuentos ahorran dinero o disminuyen el coste de la cirugía en puntos tan importantes como son la seguridad y la calidad de los materiales.

Por todo ello os animamos a que os planteéis con la mayor seriedad, donde y con quien os queréis realizar este tipo de tratamientos quirúrgicos. Podéis llamar al Colegio de Médicos de Valencia y preguntar por la acreditación del equipo, e incluso ver si el cirujano pertenece a la SECPRE.