¿Cómo quitar estrías, con Láser Plasma, de una manera eficaz y segura?

Las estrías, esos surcos o líneas de coloración rojiza que con el tiempo se tornan blanquecinas, cruzan algunas partes de nuestra piel en abdomen, glúteos, caderas, senos e incluso en brazos y espalda. Se deben a cambios bruscos de peso o volumen, embarazo, periodos de estrés, pubertad e incluso enfermedades como la nefritis o ascitis.

En Clínica Guallart ofrecemos distintas alternativas terapéuticas que se adaptan al tipo de estría, a su mecanismo de aparición y la respuesta de cada paciente, siendo el tratamiento más adecuado a cada paciente y teniendo en cuenta que el tratamiento de las estrías es delicado,ya que ninguna opción permite eliminarlas totalmente.

Sin embargo, el tratamiento con láser plasma es la alternativa que ofrece resultados más satisfactorios, siendo especialmente efectivo en las estrías.

Su gran efectividad se debe a que actúa en los tres planos que se ven afectados para producir una estría: colágeno y elastina atróficos, microvascularización afectada y alteración pigmentaria.

Suelen ser necesarias unas dos sesiones.

Tras el tratamiento suelen aparecer unas leves costritas e inflamación, se recomienda en estos cinco días que dura el proceso evitar sudar, piscinas, saunas, exposición solar…

Es un tratamiento que se recomienda realizar en los meses de invierno.

Y teniendo en cuenta que el resultado no es inmediato, sino que hay un tiempo, unas semanas en las se debe seguir las pautas médicas para la recuperación y regeneración más adecuada de la piel tratada.

Siguiendo las pautas médicas conseguirás resultados satisfactorios.