CERVICOPLASTIA, CIRUGÍA DEL CUELLO

La corrección del cuello es un trabajo a medida, por lo que cada “tipo” de cuello tiene una solución a su medida.

La piel del cuello es más fina que la de la cara, por ello envejece antes, apareciendo flacidez, arrugas e incluso pliegues producidos por la flacidez del musculo platisma. Además en esta zona se puede acumular grasa dando un aspecto envejecido al cuello.

Cada tipo de cuello tiene una cirugía plástica específica.

– Fladidez de los músculos del cuello: Plástica del músculo plastima.

Es el típico cuello en el que la flacidez se centra solo en la parte frontal del cuello, apareciendo dos pliegues verticales desde la barbilla hasta la clavícula. La solución es estirar los músculos platisma en la parte superior del cuello, sin necesidad de eliminar piel. Haciendo desaparecer así esos pliegues tan marcados.

– Lifting de cuello: Plicatura SMAS y eliminación de la piel sobrante.

Esta técnica quirúrgica es la específica y necesaria para tratar aquellos cuellos en los que su apariencia de envejecimiento se debe a la afectación de varias estructuras como son: el ovalo de la cara (carrillos), exceso de grasa bajo la barbilla, aparición de los pliegues en el centro del cuello (cuello de pavo), perdida de firmeza de la capa muscular subyacente en la cara, fondo de la boca y cuello, sumándose a todo ello piel excesiva.

El lifting de cuello como tal es la elevación y eliminación de la piel sobrante, y a esta técnica “en este tipo de cuello” se le suma la combinación con un SMAS (sistema aponeurotico muscular superficial) que es la técnica en la que se corrige el tejido que esta conectado al musculo platisma (el musculo bajo la piel) y una corrección del músculo platisma. A continuación, se tensa la piel a través de una incisión delante de la oreja o en la misma oreja.

Con todo ello se consigue un cuello estilizado, embellecido y rejuvenecido.

– Cuello con exceso de grasa. Corrección del doble mentón: Lipoescultura de barbilla y cuello.

Es la cirugía indicada en los casos en los que la persona presenta un exceso de grasa en el cuello y bajo la barbilla (doble mentón), dando el aspecto de cuello grueso, haciendo parecer más mayor y con más peso del que se tiene.

La lipoescultura de cuello retira la grasa sobrante realizando un pequeño orificio en la barbilla. Consiguiendo estilizar el cuello.

Infórmate en nuestra clínica sin compromiso.